November 12, 2019

October 22, 2019

September 27, 2019

September 20, 2019

Please reload

Recent Posts

CarmendeViaje: BUDAPEST

July 17, 2018

 

Nuestro penúltimo destino fue: BUDAPEST.

 

Una verdadera caja de sorpresas, ya que no había investigado ni un poco acerca de Hungría y mucho menos de esta ciudad impresionante. Lo único que sabía de Budapest, lo habíamos escuchado en Praga y Viena, por ejemplo que la llaman la Perla del Danubio o la París del oriente, y fue así que llegue a este destino. 

 

Empiezo con un poco de historia contándoles que BUDAPEST es la capital de Hungría y son 2 ciudades, BUDA y PEST, separadas por el bello Danubio. En realidad son 3 ciudades, la tercera es la isla de Obuda (antigua Buda). 

En el actual Pest (el lado llano del Danubio) se establecieron los primeros asentamientos, en primera instancia fueron los Celtas quienes ocuparon esta región y, gracias a la gran cantidad de aguas termales que hay en la región, fundaron una ciudad romana. Posteriormente, y luego de que los romanos abandonen la región, llegaron los magiares (o húngaros). Tras varias invasiones y ante la dificultad de defender las tierras en llanura, trasladaron sus asentamientos y fortificaciones al otro lado del río, donde pudieron aprovechar la geografía de colinas y bosques para tener mejores defensas de sus enemigos. Primero situándose en la pequeña Obuda, y luego en Buda, realeza, nobleza y clero establecieron sus hogares.

En la actualidad si bien la mayor parte de la ciudad de extiende en la parte llana de Pest, las antiguas construcciones (o reconstrucciones de las mismas por las constantes invasiones y destrucciones) se encuentran en la parte de Buda.

 

 

Dia 1: 

 

Llegamos a Budapest viajando en tren desde la impecable y ordenada Viena, y desde el momento que pusimos un pie en la terminal de trenes el impacto fue inmediato: una ciudad enorme y llena de historia para conocer pero con una decadencia o "des prolijidad" que la hicieron más fascinante y atractiva.

 

En el medio de ese primer impacto no tan positivo nos enfrentamos a dos nuevas realidades que hacían más complejo nuestra visita: no usan el EURO como moneda y, no solo el idioma es imposible de hablar (complejo tanto como el Checo), sino que además el húngaro es más cerrado al turista que el resto de los países visitados. Si bien vale la aclaración que Budapest creció exponencialmente en cuanto al turismo en los últimos años generando que la industria del turismo esté llena de jóvenes abierto al extranjero y con buen conocimiento, al menos, del inglés. Mientras que la mayoría de los idiomas europeos tienen claras raíces del latín, del anglosajón o del eslavo, el idioma húngaro no tiene ninguna raíz que lo emparente con ningún otro dialecto, siendo el finlandés el único que tiene alguna conexión ancestral.

 

 

De la estación de tren, nos tomamos un subte hacia nuestro alojamiento, en el barrio judío de Pest. La zona estaba súper bien y pudimos manejarnos muy bien desde nuestra casa. 

Lo bueno de BUDAPEST, es que con el mismo precio que en AMSTERDAM donde alquilamos 2 camas en una habitación compartida, acá alquilamos una casa enorme, de 4 ambientes, con living, comedor, cocina, baño todo para nosotros solos.

 

 

Ni bien nos instalamos en nuestra casa, nos pusimos el traje de baño y fuimos directo a una de las recomendaciones que más me atraían. LOS BAÑOS DE BUDAPEST. 

Hicimos una breve evaluación previa, y fuimos directo al Balneario Széchenyi. 

 

Previo a eso, nos subimos a un subte que nos sorprendió porque era super chiquito y hacía un ruido rarísimo, bastante distinto a cualquier subte moderno que nos habíamos tomado en las anteriores ciudades, y hasta al que habíamos usado previamente en esta ciudad super moderno. Cuando nos bajamos en nuestra estación, mayor fue nuestra intriga cuando vimos varios turistas haciéndole fotos. Luego en el free tour nos enteramos que había sido el primer subte eléctrico del mundo, y aún estaba en funcionamiento. 

 

Llegamos al balneario Szechenyi, cerca del mediodía y sacamos una entrada para una jornada completa.  No recomendamos visitar estos baños un día feriado, con calor intenso, ni mucho menos durante la tarde, la superpoblación de gente le quitan un poco las ganas de nadar en sus baños atestados de gente. Pero sí recomendamos ampliamente conocer este increíble y único lugar. Un impactante edificio de principio de siglo XX, con 18 diferentes de baños termales, con aguas en diferentes temperaturas, baños al aire libre y bajo techo, con aguas ricas en calcio, magnesio, bicarbonatos, sulfatos, etc. Imposible perdérselos.

 

 

Luego de esta gran experiencia salimos del balneario y recorrimos el parque que lo rodea, el Városliget (el parque de la ciudad). Un amplio pulmón de árboles y lagos en medio de esta gran ciudad de cemento. Hicimos un recorrido por casi todo el parque pero lo más atractivo fue el castillo Vajdahunyad, construido a finales del siglo XIX imitando un típico castillo medieval, y donde justo nos encontramos con una feria de época: armaduras medievales, artesanías, y comidas típicas de la región. También muy recomendable.

Luego hicimos una parada técnica en un puesto de comidas, y probamos nuestra primera comida típica húngara, los tangos. Una comida rápida húngara, a base de masa frita. 

 

Finalizado nuestro recorrido por esta linda zona de la ciudad, volvimos a la parte más céntrica de Pest, esta vez internándonos por primera vez en el corazón turístico. Si bien no recorrimos mucho por el horario, pudimos aprovechar para caminar la tardecita por las orillas del Danubio y reservar nuestra excursión para esa misma noche recorrer el río en barco.

  

 

Cuando vengan a esta ciudad todo el mundo se lo va a recomendar, en cualquier página o guía turística lo van a ver recomendado, pero quiero redundar en el consejo: no dejen de recorrer el Danubio de noche y apreciar las dos ciudades con sus grandes construcciones iluminadas, experiencia inolvidable. Consejo, así vayan en el caluroso verano lleven abrigo al paseo nocturno, en el río hace frío cuando baja el sol.

 

Así terminamos nuestra encantadora primera jornada en Budapest.

 

Dia 2: 

 

 

Nuestro segundo día lo dedicamos exclusivamente a realizar tours en español para conocer un poco mejor la historia y la vida de la ciudad. Como en Hungría no encontramos Sandemans, tomamos los tours de The White Umbrella.  Nuestro primer tour comenzó en el inmenso e imponente Parlamento húngaro, construído entre 1885 y 1904, de un estilo neogótico, compite con el parlamento argentino como el segundo más grande del mundo detrás del rumano, aunque hoy en día sólo se use una tercera parte por el poder legislativo. Tan lindo e imponente es este edificio que es el de mayor importancia de la ciudad, a tal punto que sus 96 metros de altura no pueden ser superados por ningún edificio en la ciudad, sólo la iglesia San Esteban iguala a esta altura, como símbolo de la época de la igualdad de poder entre la decisión del hombre y de Dios.

 

Otra nota de color es que si bien Hungría pertenece a la Unión Europea en el Parlamento no erigen su bandera, demostrando que en este país las decisiones las toman los propios húngaros, claro ejemplo del nacionalismo y poca apertura al mundo de la cultura del lugar. Recorrimos toda la parte histórica de Pest, una ciudad repleta de derrotas e invasiones, pero con mucha historia y atracción. Mongoles, otomanos, nazis y hasta el mismo comunismo de posguerra fueron algunos de los que invadieron estas tierras y dejaron sus huellas en la cultura y edificaciones.

 

 

Al mediodía terminado nuestro primer tour fuimos a almorzar a un restaurante recomendado por nuestro guía, un español viviendo hace muchos años en Hungría. El restaurante, se llamaba Blue Rose, y está ubicado a la vuelta de la sinagoga de Budapest. Allí  probamos el gulash, el famoso plato húngaro, un estofado de carne de vaca, cebollas, pimiento y pimentón. Muy rico y con muchas calorías para poder seguir caminando y recorriendo toda la ciudad. Este lugar, si bien no es el mas pintoresco, cuenta con una amplia variedad de platos típicos y precios mas que accesibles, ademas de porciones abundantes. 

 

 

Después de cargar energías, nos encontramos para nuestro segundo tour del día, esta vez nos tocó recorrer el otro lado del río, la bella Buda. Como comentamos antes, en este sector predominan los montes, lo que hace más agotadora la caminata, pero más interesante las vistas. En primer lugar, desde Buda se puede tener una vista panorámica de todo Pest y hasta inclusive se puede apreciar Obuda a la lejos. En segundo lugar, al haber sido el lugar donde la realeza y más adinerados decidieron establecerse por ser tierras que se podían defender mejor las invasiones, las fortalezas, iglesias, ciudadelas y hasta el castillo real, se encontraban de este lado. Si bien hoy en día no quede mucho en pie de lo que originalmente fue, las reconstrucciones, o las ruinas ayudan a tener una idea de cómo se vivió en Buda.

 

 

 

Es importante aclarar que el Imperio Húngaro, que tuvo una duración de casi un siglo, ocupaba un territorio mucho más basto de lo que es hoy en día es el territorio del país, y fue un imperio muy importante y poderoso de Europa, cuando junto con Austria formaron el Imperio Austrohúngaro. Durante esta época, y compitiendo con el esplendor de Viena (ambas fueron capitales de este imperio), Budapest creció enormemente, creándose muchos de los impresionantes edificios que hoy se destacan en la ciudad.

 

Nuestro tour numero 3 del día, llego por la tarde, y con un fin menos histórico y más recreativo. Fue así que nos dirigimos a la gran sinagoga, para empezar el tour de los Ruin Pubs. 

 

Al igual que otros países de Europa, la salida del comunismo no sólo trajo cambios políticos y económicos, sino también culturales. Durante varios años muchos edificios enteros quedaban abandonados y no volvían a ocuparse. Grupos de estudiantes o artistas comenzaron a comprar estos edificios (a muy bajo costo) y  a refaccionarlos con poco presupuesto para hacer bares y lugares de encuentro. Así es como nacieron los famosos RUINS PUBS de Budapest. 

En nuestro tour, visitamos 4 diferentes. 

 

 

El mas importante y seguramente si vas a Budapest, te recomienden visitar es el Szimpla Kert 

Se trata de una de las cosas mas pintorescas de la noche húngara, ademas del Unicum. Una especie de fernet que toman puro a modo de shot y que sostienen que tienen poderes curativos y un gran grado de alcohol. 

 

Dia 3:

El dia 3 arranco con calma, ya que el dia anterior había sido agitado. Comenzamos nuestro recorrido en el Café de New York. Una recomendación que nos habían hecho el dia anterior, y se trata de el café mas lindo del mundo, según alguna revista que no recuerdo. 

Luego de verlo y quedar boquiabiertos por el lujo, seguimos nuestra ruta. 

 

 

Nuestra segunda parada fue el mercado central de Budapest. Un enorme mercado típico europeo, donde en el primer nivel pueden encontrar todo lo relacionado a comidas típicas, y en el segundo nivel muchos souvenirs para traerte a precios muy baratos. 

 

 

Luego continuamos caminando, aprovechando que el dia era increíble, y nos dirigimos al famoso: Puente de las Cadenas. Se trata de el puente mas conocido de Budapest, que conecta las 2 ciudades y por cierto es muy instagrameable. A unos metros de allí, nos encontramos con el monumento de los zapatos. Un monumento muy movilizante, ya que fue realizado en honor a las victimas húngaras del holocausto. El dia termino con una cena cerca de nuestra casa en una zona de restaurantes super linda. 

 

 

Allí termino nuestro recorrido de Budapest, ya que al dia siguiente, muy temprano salió nuestro avion con destino a la ultima ciudad de nuestro recorrido: ROMA. 

Espero que les haya servido esta nota, y pronto estaré contando mi visita a la antigua Roma. 

Saludos 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon